12 abril, 2024

El huracán ‘Rick’ toca tierra en Guerrero y se degrada a categoría 1

El Estado de Michoacán se encuentra en alerta de peligro máximo por lluvias puntuales extraordinarias, riesgo de deslaves e inundaciones

El huracán Rick se ha degradado de categoría 2 a 1 en su paso por tierras mexicanas. El ciclón ha tocado tierra a las cinco de la mañana en el municipio de La Unión de Isidoro Montes de Oca, en Guerrero, según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). A lo largo del día se rebajará a tormenta tropical sobre Michoacán. En su desplazamiento provocará lluvias puntuales extraordinarias (superiores a 250 milímetros) en áreas de ambos Estados, que generaran incrementos en los niveles de ríos y arroyos, así como riesgo de aludes e inundaciones. Además, sus costas sufrirán rachas de viento de 120 a 150 kilómetros por hora y olas de hasta siete metros de altura. En Colima, se registrarán ráfagas de 70 a 80 kilómetros por hora con oleaje que podrá llegar a los tres metros de altura. En el occidente, centro y sur de México, Rick descargará lluvias fuertes e intensas (de 50 a 175 milímetros).

Las autoridades de Guerrero han informado que hasta el momento se han afectado 52 viviendas por inundaciones y desprendimiento de techo y se han tenido que evacuar a 42 familias de la zona, además de que se contabilizó la caída de 75 árboles y cinco postes de electricidad. A las diez y cuarto de la mañana, hora del último reporte oficial del SMN, el huracán sobrevolaba los municipios de Arteaga y Tumbiscatío, en Michoacán, rumbo hacia el norte a una velocidad de 13 kilómetros por hora, con rachas de viento máximas de 155 kilómetros por hora y vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora. Su epicentro está a 65 kilómetros al norte de Lázaro Cárdenas, en el mismo Estado, y a 125 kilómetros al noroeste de Zihuatanejo, en Guerrero.

El Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales ha situado a Michoacán en la categoría de peligro máximo, lo que según su clasificación implica restringir todas las actividades, mantener “en resguardo” a toda la población y reforzar la comunicación para informar a todo el mundo sobre el posible impacto del huracán. Colima, Jalisco, Michoacán y Guerrero se encuentran en alerta por peligro alto, una tipificación que conlleva la evacuación de las zonas de riesgo, la preparación de refugios temporales y la instalación de consejos estatales y municipales de Protección Civil, entre otras medidas. En peligro bajo, áreas de Guanajuato, Jalisco, de Nayarit y Zacatecas, donde se producirán lluvias puntuales intensas y puntuales muy fuertes.

De acuerdo con el comunicado, en el noroeste de México habrá una línea seca que originará vientos fuertes en Coahuila. Además, a la región se acercará un frente fríoque ocasionará lluvias con intervalos de chubascos en Baja California, descenso de temperatura y rachas de viento de 60 a 70 kilómetros por hora con tolvaneras en Baja California, Sonora y Chihuahua, incluido el golfo de California.

Rick es el décimo noveno ciclón tropical y el décimo séptimo huracán de la temporada de lluvias y ciclones tropicales del Pacífico, que comenzó el pasado 9 de mayo y se estima que finalice en noviembre. Los fenómenos naturales extremos, que han dejado a su paso por la región decenas de muertos, miles de afectados y daños materiales de millones de dólares, se han ensañado especialmente con las comunidades más pobres. Un estudio de USAID, la agencia de desarrollo internacional y acción humanitaria de Estados Unidos, encontró que en Latinoamérica una de cada seis personas viven en condiciones precarias en asentamientos informales, lo que los hace más vulnerables ante este tipo de desastres.

Las autoridades han pedido precauciones a la población de los Estados por los que pasará Rick, y han hecho un llamado para seguir las recomendaciones del Sistema Nacional de Protección Civil de cada región.

Share via
Copy link