29 mayo, 2023

Andrew Garfield dice que ser Spider-Man le abrió los ojos sobre la realidad de la industria del cine

El mundo del cine puede ser cruel y Andrew Garfield ahora lo sabe.

No todo es como lo pintan, y el mundo del cine no es la excepción. Andrew Garfield es testigo de esta declaración, pues fue víctima de los intereses de la industria y tuvo que aprender por las malas lo duro que puede llegar a ser. Después de la exitosa trilogía de Spider-Man protagonizada por Tobey Maguire, Kirsten Dunst y James Franco, y dirigida por Sam Raimi, el público estaba dudoso acerca de ver a un nuevo Hombre Araña en pantalla, pues Tobey había encantado a los espectadores con su interpretación y no querían dejarlo ir.

El rodaje de este reinicio de la historia de Peter Parker, El Sorprendente Hombre Araña comenzó en 2010, pero fue hasta la mitad del año 2012 cuando tuvo su estreno. La cinta fue dirigida por Marc Webb, a quien también se le conoce por otros filmes como (500) Días Con Ella – 86% y Un Don Excepcional – 71%, y fue protagonizada por Andrew Garfield como Peter Parker, Emma Stone como Gwen Stacy y Rhys Ifans como el Dr. Curt Connors.

La cintas del Spider-Man de Garfield no son consideradas malas, sin embargo, después de la segunda parte de El Sorprendente Hombre Araña, una tercera había sido anunciada, para al final ser cancelada. La razón de esto es que Sony decidió presionar el botón de reinicio una vez más, y así dar paso a la nueva serie de películas del Hombre Araña de Tom Holland, empezando por Spider-Man: De Regreso a Casa – . Andrew Garfield se vió atrapado entre dos sagas diferentes del mismo personaje, haciendo que el suyo no tuviera el futuro increíble que alguna vez le prometieron.