24 mayo, 2024

Militares británicos se disfrazan de mujeres devotas para salir de Afganistán

Una unidad de las fuerzas especiales del Ejército británico, el Servicio Aéreo Especial (SAS), se quedó en una operación al sur de Afganistán y sus integrantes tuvieron que viajar cientos de kilómetros y pasar por toda una odisea para salir de Kabul sin ser descubiertos por los talibanes (movimiento proscrito en Rusia por terrorista).

Unas 20 tropas de las fuerzas especiales hicieron lo que nunca se hubiesen imaginado a pesar de que se les había advertido de que no había helicópteros disponibles para evacuarlos fuera del país.
De acuerdo con Express, los militares británicos idearon un astuto plan para huir del país sin que los descubriesen. En el sur de Afganistán, donde realizaban una operación secreta, se vistieron con burkas, compraron cinco taxis y ondearon las banderas de los talibanes hasta llegar a la capital afgana.

El plan había funcionado, pero tuvieron que ingeniárselas para convencer a los guardias que los paraban de que quienes estaban debajo de las burkas eran mujeres.

Las tropas se movilizaron en los automóviles y lo más cerca posible del aeropuerto, pasando así varios puestos de control hasta que lograron entrar a una puerta donde revelaron su identidad a un soldado estadounidense, que se quedó estupefacto al verlos y los dejó entrar para que pudieran salir del país.

“Las tropas fueron conducidas a una habitación donde se quitaron las burkas y pidieron que se les pusiera en contacto con un oficial británico. Cuando se les preguntó si necesitaban algo, el sargento mayor respondió que una taza de té sería una maravilla”, concluyó.

Share via
Copy link